Estrés y obesidad: Un estudio científico confirma la relación

Que-comer-para-no-engordar

¿Eres consciente de que el estrés y la obesidad están conectados? El estrés puede afectarnos en muchos sentidos, y actuar en un segundo plano, desarrollando enfermedades latentes, que pueden dar la cara cuando sea demasiado tarde.

Es por esto que debemos controlar nuestro nivel de ansiedad para así prevenir todas estas patologías relacionadas que a su vez conllevan complicaciones médicas que no deberíamos estar sufriendo.

cinta-metrica

Científicos e investigadores del University College de Londres (Reino Unido) han confirmado la relación que existe entre el estrés crónico y la aparición de la obesidad, según han publicado en la revista ‘Obesity’.

Confirmada la relación entre el estrés y la obesidad

“Cuando las personas se enfrentan a una situación de estrés, una reacción en cadena se pone en marcha en el cuerpo que da lugar a la liberación de cortisol en grandes cantidades. Esta hormona está implicada en una amplia variedad de procesos biológicos como, por ejemplo, la acumulación de grasa corporal. Además, el estar estresado también puede hacer que de más pereza ir a correr o tomar alimentos más saludables”, ha explicado Sarah Jackson, la autora principal del trabajo.

Desarrollaron esta investigación analizando los datos de varios hombres y mujeres mayores de 54 años. Durante seis largos años les sometieron a diferentes tipos de pruebas científicas y médicas. Al finalizar el estudio, los investigadores tomaron muestras de los cabellos de los participantes para examinar los niveles de cortisol acumulados en los mismos.

descarga

De este modo, comprobaron que aquellos que tenían más cantidad de la hormona del estrés, eran más propensos a padecer obesidad o tener un mayor índice de masa corporal, lo cual confirma la relación cortisol-obesidad o estrés-obesidad.

Sin embargo, los expertos han advertido que sus resultados no son concluyentes ya que la población estudiada ha sido de raza caucásica, por lo que los resultados podrían ser diferentes entre la población de otras razas que aún no han sido estudiadas.

Concha de la Torre
Psicóloga Clínica
Creadora y directora del programa DIESTRES

firma_diestres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *