La monogamia y el estrés

Sin-titulo-11
Los orígenes sociales de la monogamia

¿Te has preguntado alguna vez porqué en la cultura occidental somos monógamos en la mayoría de los casos?

La monogamia es una convención social que tiene sus orígenes con el descubrimiento de la agricultura y la propiedad privada. A lo largo de la historia y según la cultura la sexualidad ha transformado sus prácticas.

Parece que en la prehistoria, en un estado inicial, la sexualidad se vivía de forma similar a la mayoría de animales, practicando el sexo en épocas de acoplamiento. Con la aparición de la agricultura y la ganadería aparece también la propiedad privada, la cual transforma la sexualidad en prácticas monógamas, forma que garantiza la continuidad del patrimonio familiar.

Según Barash, existe abundante evidencia biológica, primatológica y antropológica que muestra, por mucho, que los humanos han sido propensos a tener múltiples compañeros sexuales, y por otro lado, parece no existir evidencia para mostrar que la monogamia sea algo natural o normal en el ser humano. Todo lo que no es natural, es por definición forzado y susceptible de generarnos estrés, ya que requiere unos altos niveles de restricción y autocontrol.

Excepciones monógamas en la naturaleza

Existen personas y animales que tienen arraigada la fidelidad y no entienden otra forma de vida en pareja, ni se lo cuestionan. Y es sólo en ocasiones cuando comienza a haber problemas en la propia pareja es cuando se comienza a cuestionar la posibilidad de una relación abierta o de una infidelidad, ya que no es habitual que haya apetencia por otra pareja si la que se mantiene va bien, pero al fallar puede suceder que el instinto le lleve a buscar otra.

a-que-se-debe-la-monogamia-76e60456aac1c92201d43391cc85eda6

Por ejemplo, los pingüinos de la Antártida que sólo se aparean con la misma pareja a lo largo de sus vidas en todas las estaciones de celo. Además, hembra y macho comparten las responsabilidades de crianza y cuidan por igual el desarrollo de sus huevos. Sólo cuando uno de ellos no aparece en la época de apareamiento es cuando se comienzan a cruzar con otros dando por echo su posible pérdida o muerte.

Al igual que en la naturaleza existen excepciones de animales monógamos , entre las personas existen parejas que sólo contemplan la fidelidad como una única opción donde desarrollar una relación.

La monogamia y el estrés

Al sentar las bases de una relación de pareja en la mayoría de los casos, se establecen acuerdos por los que se rigen ambas partes, y la fidelidad suele estar incluida como punto principal.

Partimos de la base de que en la forma que tenemos de entender las relaciones juega un papel fundamental la educación. Las experiencias y aprendizajes que hemos vivido crean unos patrones en nuestra mente que tendemos a seguir. Incluso en ocasiones los tomamos como la única y absoluta verdad o forma correcta de hacer las cosas.

Captura

Esto puede llegar contribuir a que nos creemos unas expectativas de relaciones irreales e irracionales que nos pueden generar estrés. El problema comienza cuando nos empeñamos en seguir los patrones establecidos por la sociedad en lugar de perseguir nuestra propia felicidad. Es en ese momento cuando aparece la ansiedad, cuando nos sentimos “obligados” a hacer cosas que realmente no queremos hacer y a estar en relaciones que realmente no deseamos.

Si quieres puedes encontrar más información acerca de la infidelidad y el estrés en este otro artículo: ¿Mi infidelidad se puede perdonar? publicado en nuestra WEB Diestres.

Nuevas formas de felicidad

La sociedad se sigue transformando tal y cómo se expone en los orígenes de la monogamia. Es por ello que cada vez las formas de amor se han convertido en menos restrictivas, permitiendo socialmente por ejemplo el amor entre dos personas del mismo sexo, o el amor entre tres personas etc.

En algunos casos la aceptación y la concienciación se encuentra en un estadio más avanzado que en otros, pero es cuestión de tiempo que el amor libre se abra paso como fin de la evolución de la sociedad en este ámbito.

sexo_swinger-620x413-620x378

La poligamia y el poliamor son algunas de las nuevas formas que están surgiendo, nuevas convenciones sociales que aún no son del todo aceptadas. Al igual que las familias monoparentales, fomentadas por la evolución de la medicina, que te permite tener descendencia independientemente de tu situación sentimental.

En estas nuevas formas de felicidad, la fidelidad no es lo primordial, si no que se centran más en el hedonismo y el placer de disfrutar del amor en todo su esplendor, por lo que podemos sentirnos más liberados y menos estresados. Sin embargo, podemos sentirnos juzgados por aquellas personas que sigan atados a las convenciones sociales de la monogamia.

Concha de la Torre
Psicóloga Clínica
Creadora y directora del programa DIESTRES

firma_diestres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *