¿Sabías que tener una mascota ayuda a reducir el estrés?

perros-y-dueno1-e1477418276513

Un estudio científico realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York, en Buffalo, y publicado en la revista especializada ‘Psychosomatic Medicine’ asegura que tener una mascota reduce los índices de estrés en sus dueños.

Estímulo de las hormonas antiestrés

Este estudio ha revelado que tener una mascota y acariciarla frecuentemente, ayuda a reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión. Esto se debe a que la caricia sobre el animal estimula la liberación de una hormona llamada oxitocina, la cual se relaciona con la vinculación emocional. Esta demostración afectiva favorece tanto al dueño como al animal.

Además las personas que tienen en su casa un gato o un perro, sienten menos tristeza e incluso se sienten mucho mejor cuando están deprimidos y juegan o interactúan con su mascota. Esto se debe a que al jugar con la mascota, se estimula la producción de  serotonina y la dopamina, al mismo tiempo que el cortisol se disminuye.

los-duenos-de-gatos-son-mas-inteligentes-que-los-duenos-de-perros

Patas por el estrés

Paws for Stress (“patas por el estrés”) es un programa que llevó adelante la Universidad Commonwealth de Virginia (VCU), que consiste en acariciar y jugar con perros de terapia y al que se apuntaron cerca de mil estudiantes cuando los períodos de exámenes se aproximaban.
Sandra Barker, investigadora del Centro para Interacción Humano Animal de la VCU, asegura que si bien no está claro qué tan fuertes o duraderos son los efectos, los estudiantes que asistieron a Paws for Stress presentaron una reducción temporal en los niveles de estrés.

perros-y-dueno

Prevención de otras enfermedades

En numerosas fuentes encontramos que el hecho de tener una mascota ayuda a disminuir los efectos de otras enfermedades como la diabetes, el colesterol alto o las enfermedades cardiovasculares.

Un asombroso dato estadístico nos indica que el 28% de los pacientes con mascotas sobrevive a graves ataques cardiacos, comparado con solo el 6% de los que sobreviven pero que no tienen ningún animal de compañía. Además, en adultos de entre 50 y 83 años con hipertensión leve, la presencia de un perro está asociada a una baja presión sanguínea en sus propietarios.

Desde DIESTRES recomendamos a personas muy estresadas y quieran disfrutar de la compañía de un animal, que adopten una mascota ya que puede ser beneficioso para el animal y para el dueño, pero siempre teniendo en cuenta que es una responsabilidad y asumiéndola como tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *