Las 8 fuentes de estrés más comunes

ajustada2

Para disfrutar de la vida debemos alejarnos de toda fuente de estrés. Hoy compartimos las más comunes para que puedas identificarlas y prevenirlas.

1. La negatividad

Ver siempre el lado malo de las cosas es una constante en la vida de algunas personas. Así se hace imposible tener ganas de vivir, iniciativa para comenzar un proyecto, o simplemente, mantener relaciones sanas de amistad. Las personas negativas pueden llegar a absorber la energía y estresar hasta a la persona más tranquila.

2. El victimismo

Hay mentes que necesitan sentir el consuelo constante de otros, y por ello desarrollan una distorsión cognitiva que les hace pensar y manifestar su papel de víctima en casi todo momento. Escogen vivir ese rol y practicarlo a diario, dar pena es su objetivo principal, y a su vez su mayor preocupación y fuente de estrés.

tristeza

Cuando nuestra prioridad es cumplir los deseos de otros, nos generamos estrés.

3. Intentar cumplir las expectativas de otros

Cada uno debería tener clara su propia definición de éxito, es algo para lo que se necesita decisión propia y autoconocimiento. Sin embargo, estas cualidades son las que suelen escasear en las personas pasivas. Este tipo de personas suelen basar su idea de felicidad en las convicciones o expectativas de otros y viven una intensa cruzada para cumplirlas.

4. Marcarse metas inalcanzables

El entorno de cada uno puede afectar en las decisiones que toma, eso es un hecho, pero cuando se trata de marcarse objetivos debemos saber poner límites realistas. Debemos distinguir entre: metas difíciles, que requieran esfuerzo, pero posibles de conseguir; y metas imposibles, aquellas que por las capacidades, características o disponibilidad de la persona son inviables. Por ejemplo: en la actualidad estudiar ingeniería está muy bien considerado por la sociedad, por lo que familias de muchos estudiantes ejercen presión para que estudien esta dura carrera. Pero la elección de una ingeniería requiere unas capacidades, esfuerzo, y agilidad mental que no están al alcance de todos. Por no hablar de la responsabilidad que conlleva el futuro trabajo, un compromiso difícil de asumir por muchos.

5. Traumas del pasado

Las personas que tienen problemas enquistados y traumas no superados a menudo desarrollan una mala gestión de las emociones. No dejes que el estrés que genera no saber reaccionar en ciertas situaciones domine tu vida. Acude a terapia y aprende nuevas herramientas de inteligencia emocional que cambiarán tu vida.

6. Las excusas para aplazar todo

En muchas ocasiones hemos hablado de la procrastinación. Además de impedirte avanzar en tu autorrealización, poner excusas es una peligrosa fuente de estrés que puede agobiar a cualquier persona con una mala gestión del tiempo. Hablar de todo lo que has hecho, o de lo mucho que te queda por hacer, no te ayudará a culminar tus tareas. Márcate plazos y organízate para cumplirlos.

Persona-triste-y-deprimida-650x300

La seguridad es relativa, por ello no podemos obsesionarnos con ella.

7. Un estilo de vida sin diversión ni pasión

La seguridad es para muchos una prioridad en esta vida, pero no son conscientes de que nada es seguro por mucho que quieran. Vivir apegado o aferrado a una falsa seguridad solo hará que la diversión quede a un lado para no poner en riesgo la tranquilidad y seguridad. El aburrimiento y la conformidad rige muchas vidas: ¿dejarás que domine la tuya?

8. Abandonarse a uno mismo

Con frecuentcia damos más importancia a lo que nos rodea que a nuestro bienestar o necesidades. Hacer lo que te apasione es la mejor manera de quererse a uno mismo y fomenta el positivismo. Recuerda que nuestras vidas no son infinitas, por ello debemos aprovechar cada momento para hacer lo que nos guste. Darse algún capricho, tomarse un descanso, no castigarse o perdonarse son comportamientos sanos que no deberían faltar en nuestro día a día.

Por eso, desde DIESTRES trabajamos las herramientas para que nuestros pacientes puedan gestionar adecuadamente el estrés y contribuir a que lleven una vida más relajada, en la que la tranquilidad sea la pauta para conseguir la felicidad.

Concha de la Torre
Psicóloga Clínica
Creadora y directora del programa DIESTRES

firma_diestres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *