El niño abusado sexualmente arrastra traumas a la edad adulta

Cuando se habla de maltrato infantil, o de abusos infantiles la mayoría de la sociedad se escandaliza. Todo son sentimientos de pena, de dolor, y de castigo o asco hacia el agresor. Pero tras un gran revuelo, la mayoría de las víctimas así como su entorno prefiere olvidar y anclar en el pasado esos recuerdos como si fuesen un mal sueño.

Así las vidas de las víctimas de abusos sexuales se siguen desarrollando con la normalidad posible hasta que llegan a la adolescencia y vida adulta. Muchos de estos niños, ya adultos, poseen graves trastornos de estrés post-traumático, y desarrollan diversos patrones de comportamiento dignos de estudiar.

pedofilia

Los niños abusados presentan graves secuelas psicológicas en su vida adulta

Según el estudio de Stefano Cirillo, El niño abusado se convierte en adulto: reflexiones sobre algunos casos tratados en el que estudia diferentes casos de niños exclusivamente del sexo masculino que han recibido abusos sexuales en la infancia, hay diferentes vertientes de comportamiento afectadas por algunos factores concretos que resumiremos a continuación.

El autor italiano expone que ha observado en sus casos tratados tres patrones de comportamiento a destacar:

– De víctima a agresor: se convierten en personas violentas y acaban identificándose con sus propios agresores. Poseen un pensamiento de venganza ante los niños indefensos de los que abusan, y actúan tal y como lo aprendieron cuando abusaban de ellos. Curiosamente, también se suelen idealizar a sí mismos como cuidadores únicos y modélicos de sus hijos.

– Víctima para siempre: este patrón está marcado por las tendencias dependientes y depresivas de las víctimas que acuden pidiendo ayuda a la psicoterapia para mejorar su inseguridad en las relaciones. Suelen sufrir un apego dependiente y dudas sobre su masculinidad y condición varonil. Se refugian en la sobre protección de sus madres cuando han sido maltratados, y esta pauta suele marcar la elección de su futura pareja sentimental: buscando una persona protectora que les cuide y les aporte la seguridad que necesitan. También suelen desarrollar dependencia emocional de sus parejas.

– El espectador: en este caso en concreto, la víctima que sufre el trastorno no es el abusado sexualmente, si no el hermano varón que observa, generalmente a su hermana víctima de abusos. Este rol con frecuencia es desarrollado por el sentimiento de desplazamiento que sufren los hermanos no-víctimas, cuando el abusado acapara todo el protagonismo, cariño y protección. Este patrón está caracterizado por el aislamiento, la depresión por falta de apegos parentales y el sentimiento idealizador de posible salvador de otras víctimas. Estos hijos curiosamente se acercan al agresor una vez la víctima del abuso lo ha denunciado y despreciado, sólo entonces tendrán las migajas de atención de un padre centrado en la víctima de sus abusos incestuosos.

abuso-infantil-psicologico

Según ciertos factores los niños pueden desarrollar determinados patrones de comportamiento.

Durante la adolescencia y la juventud los niños maltratados también presentaban diversos trastornos sexuales: escasa respuesta sexual o, al contrario, tendencia a la promiscuidad, trastornos de la identidad de género…

Factores que afectan al desarrollo de estos patrones en la vida adulta

Estos tres patrones de comportamiento no se desarrollan siempre, ni con la misma intensidad. La posibilidad de que se den o no, depende de los siguientes factores:

– La relación con el abusador: cuanto más significativo y estrecho sea el vínculo de la víctima con su abusador, más doloroso será el trauma.

– La edad de la víctima:  cuanto menor sea la víctima más difícil de superar, pero siempre que sea una edad con la capacidad psíquica desarollada, en la que sean total o parcialmente conscientes del abuso.

– Las modalidades de los abusos: cuanto más invasivo haya sido el abuso, más secuelas dejará.

– La duración: cuanto más se haya extendido en el tiempo, más tiempo se tardará en superar el estrés post-traumático.

– Las reacciones de la víctima: si la víctima ha intentado defenderse o no ha sido completamente manipulada, se sentirá mejor consigo misma.

– Los factores de protección dentro y fuea de la familia:  el rencor hacia los familiares será menor si advierten el abuso y actúan rápidamente para evitarlo y podrá apoyarse en los mismos para superaro y tener un ejemplo de relaciones emocionales saludables.

Concha de la Torre
Psicóloga Clínica
Creadora y directora del programa DIESTRES

firma_diestres

7 comentarios

  • Anonimo

    Fui abusada por mis primos cuando tenía 12 años ahora tengo 28 años hasta hace un par de dirección que se lo dije a mi familia más me golpearon no se que hacer

    • alex behrens

      Para que tu veas, tu fuiste la victima y aun sigues siendo victima de injusticia por parte de los que mas te deberian apoyar, tu familia. Sigue adelante, algun talento tendras y saldras adelante. Busca ayuda psicologica pero primero reflexiona tu misma como puedes superar ese trauma, un psicologo te ayudar solo si quiere, si no quiere es caso perdido y perdida de tiempo. Todo mi apoyo y solidaridad. Espero que salgas adelante. Saludos.

  • roberto

    ¿el abuso por violencia de un bebe-niño, como se supera emocionalmente en la adultes? ¿que es lo recomendado como terapias que ayuden a superar esto?

  • Marcelo

    Fui abusado de niño por una mujer, al crecer se lo comenté a mi madre quien dijo que no era cierto, siempre con ello dando vueltas en mi cabeza, hasta que logré comprobar que fue cierto. Se lo planteo a mi familia y me.fue negado rotundamente. Tengo 58 años me.destruyero. La vida. Pase por todas las consecuencias, y hoy luego de todo, estoy solo y desterrado por mi familia,

  • Gabriela

    Yo fui avisada por un familiar, acudí con u a psicóloga y me ayudo mucho, pero siento que todo esto lo he echo yo sola, mis papás siempre han echo como si nada hubiera pasado y hasta convivían con el, eso es algo que nunca he comprendido, trato de olvidar pero los sentimientos siempre vuelven. Sigo luchando por que un día todo quede atrás.

  • Make

    Fui abusado por mi tío cuando tenía 8 años, tengo sentimientos de odio y rencor hacia el y muchas veces me he imaginado matandolo, seria casi imposible ahora por que vivo a 10000 km de El, pero pienso que si lo volviera a ver me descontrolaria

  • Victor Manuel

    El ser abusado deja secuelas para toda la vida, yo desde que paso me aleje de mi familia a pesar de que en realidad tengo una buena familia, aunque los culpo por no cuidarme o darme la seguridad que necesitaba, tarde cerca de 40 años para poder contarlo y al principio fue reconfortante, pero ya eso no me sirve ni las terapias, aun siento que no puedo confiar en nadie por lo que cosas normales como la escuela o el matrimonio me ha sido muy difíciles, aun me siento incapaz de defenderme y por lo mismo alejo a las personas, a pesar de tener muchos amigos, familia, etc. me he sentido muy solo toda mi vida.

    La inseguridad, la soledad, las depresiones, la confusión, etc. se volvieron parte de mi vida diaria, en si el abuso a pesar de que fue constante no me afecta, la traición que obligadamente seguía después del abuso es lo que más me afecto, siempre después de obtener lo que querían, me desechaban como vil basura, así me sentía y me siento después de mucho tiempo.

    Hoy en día ya cuento con muchas armas para evitar que eso me siga dañando, pero está presente cada segundo de mi vida e incluso las ideas autodestructivas, las tengo hasta el día de hoy. Yo no puedo entender como el abusador no puede imaginar el daño que le hace a su víctima y si lo sabe porque no le importa ?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *