Productividad y estrés

El estrés está íntimamente relacionado con la productividad. En primer lugar cuando surge el estrés en el ámbito del trabajo suele ir unido al deseo de aumentar la productividad. Sin embargo, el estrés es contraproducente, ya que una persona agitada se concentra con dificultad y esto afecta a su rendimiento. Además, frecuentemente incurrimos en la sobrecarga de trabajo, lo que tampoco ayuda a que consigamos nuestro objetivos.

Para controlar el estrés y conseguir un aumento real de la productividad no existe una fórmula exacta, pero sí podemos contar con hábitos que nos ayuden a regularlo. Os dejamos un listado:

Infografia_productividad_emprendedores

La productividad está asociada inversamente al estrés. A mayor estrés menos productividad.

Cuidar la alimentación: si evitamos las comidas copiosas nos será más fácil concentrarnos y rendiremos más, además de tener una fácil digestión.

Horario: respeta tus tiempos de descanso y fija una hora en la que te sientas activo para las tareas más engorrosas.

Mide el tiempo de cada actividad: si tenemos en cuenta el tiempo que nos lleva realizar cada actividad aproximadamente nos será más fácil organizarnos para aumentar la productividad. Además, podrás intentar realizar las mismas tareas en menos tiempo utilizando herramientas o simplemente proponiéndotelo.

Asociación: si tienes varias tareas similares intenta realizarlas al mismo tiempo o seguidas una tras otra. La primera costará un poco más pero las siguientes serás capaz de completarlas más rápido.

Plazos: fija y cumple plazos para tus tareas y objetivos de manera que, si son muy dificultosos, puedas poner plazos también a los pasos a seguir para conseguirlos.

Elimina las distracciones: música, ruidos y todo lo que pueda distraerte debe estar alejado de ti.

Aprende a delegar: debes considerar si tienes la posibilidad de delegar las tareas sencillas o aquellas para las que otros estén más capacitados, de modo que te liberes de cierta carga de trabajo. Pedir ayuda o aceptarla serán las claves de tu productividad.

Duerme 8 horas: el cerebro necesita descansar para rendir al 100%. Un cerebro cansado es un día perdido. ¡No lo permitas!

–  Realiza ejercicio: el deporte te ayudará a eliminar las tensiones y a mantenerte sano. Es un gran aliado para combatir el estrés.

Concha de la Torre
Psicóloga Clínica
Creadora y directora del programa DIESTRES

firma_diestres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *