¿Pierdes el tiempo? Descubre cómo ser productivo

¿Conoces la procrastinación? Procrastinar es básicamente hacer algo inútil mientras se desarrolla otra actividad con valor, dilatando el tiempo en el que la acción con valor se lleva a cabo. La procrastionación no lleva a ningún sitio, consume energía, reduce la productividad e incluso puede llegar a generar ansiedad por la falta de resultados.

Cuando vamos a comenzar una acción útil, en ocasiones nos entretenemos haciendo otras cosas aparéntemente útiles pero que no están directamente relacionadas con la acción en sí, y nos impiden ponernos de lleno con ella, prestándole la atención que necesita.

Para evitar “entretenernos con una mosca”, vamos a dar unos consejos que te ayudarán a desterrar las conductas procrastinadoras:

– Hablar menos y actuar más: Pensar y hablar sobre las tareas no hace que se resuelvan solas por lo que lo mejor es ponerse manos a la obra y realizarlas. Si te cuesta, dedica un tiempo muy breve a anotar los pasos que debes seguir para completar la tarea, y ponte con el primero cuanto antes. Trabajar es la clave para avanzar.

– Provocar el mejor momento: Las excusas del “mejor momento” y “no tener tiempo” las hemos puesto en práctica casi todos. El mejor momento para hacer algo que debes hacer siempre es cuanto antes, sobretodo si se trata de una tarea engorrosa. Piensa que cuanto antes acabes antes podrás dedicarte a otras cosas que te agraden más. Además, la inspiración llega cuando te pones a trabajar y comienzas a darle vueltas al proyecto en el que estés metido.

6a00d8341bfb1653ef017d41722ce8970c-550wiSi quieres ser productivo debes eliminar tareas inútiles y centrarte en tus objetivos.

– No te engañes: ¿Lo que estás haciendo es realmente útil y necesario? Si no contribuye directamente a que el proceso de tu tarea avance elimínalo inmediatamente. Por ejemplo: deja de ordenar los apuntes si ya tienes localizados los que tienes que estudiar. Ordenar es útil, pero en este caso no hará que apruebes tu examen.

– Evita lo que te hace desconcentrarte: Si no te concentras trabajando con música, no la escuches. Si te pierdes mirando las fotos de tu escritorio, ubícalas en un sitio lejos de tu vista en tu horario de estudio. Si los mensajes no paran de interrumpirte, apaga el móvil.

– Pon límites y cúmplelos: Si has planteado hacer hoy una tarea y te proponen un plan alternativo tendrás que decir que no. Los que te rodean no deben entorpecer el desarrollo de tu tarea, busca el espacio adecuado y dedícale el tiempo necesario a tus tareas para cumplir tus objetivos. Eso sí, pon límites también a la hora de parar con tu tarea y deja descansar tu cuerpo y mente.

– Comprométete contigo mismo: Plantea plazos reales para cada acción y haz todo lo posible por cumplirlos. Si te cuesta, puedes elegir un simple premio para motivarte. Por ejemplo: “Cuando acabe de estudiar el primer tema, me como un bombón”. Realizar una apuesta o declaración de intenciones ante algún testigo también ayuda. Si es posible escribe tus objetivos y léelos antes de ponerte con tu actividad y cuando te sientas desmotivado.

¡Esto nos ayudará a no perder el tiempo ni crearnos ansiedad inútilmente!

Concha de la Torre
Psicóloga Clínica
Creadora y directora del programa DIESTRES

firma_diestres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *