Dar explicaciones: Una fuente de estrés

En la sociedad actual nos encontramos con una serie de cánones para todo, cómo debemos vivir, qué belleza debemos apreciar, cómo se mide nuestra inteligencia y todo esto son indicadores infalibles de éxito o fracaso según las creencias populares.

Lo que la mayoría de las personas considera como éxito es: tener un físico delgado y esbelto, tener una carrera, tener trabajo estable, estar casado, tener dos hijos, un coche y una casa.

En todo esto se basa la sociedad para criticar a todo el mundo y presionarles para conseguir que todos quieran tener todo eso. La publicidad y el consumismo se han adueñado de los pensamientos de la gente y hemos olvidado la filosofía y lo que no se compra con dinero.

En la mayoría de ocasiones esta presión social y familiar, conlleva un alto nivel de estrés y espectativas.

Debemos pararnos a reflexionar sobre el estilo de vida que llevamos y si es el que queremos en realidad o el que nos hemos autoimpuesto.

Además de presionarte las personas que lo hacen, suelen pedir explicaciones del porqué de tus decisiones. En este momento te encuentras en una encrucijada entre lo que quieres vivir y lo que se considera que debes vivir. Si te sientes identificado con esto, debes plantarte e imponer tus propios límites.

Nombrewer

Toma tus decisiones en base a tus razones y no a los canones de belleza.

Si eres un adulto autosuficiente y te encuentras en plenas facultades mentales, tienes la capacidad de decidir dónde te llevan tus propias decisiones. Tienes derecho a equivocarte, a explorar nuevos caminos y a gozar de la máxima libertad sin miedo a las críticas.

Para hacerlo te dejamos algunos consejos:

Toma tus decisiones en base a tus razones,y sólo a tus razones. Tu vida es tuya y no tienes que explicar a nadie porqué la vives así.

Ante las críticas defiende tus gustos, tus preferencias y no permitas que sean infravaloradas.

Establece tus propias prioridades y actúa en consecuencia. No tienen que parecerse a ningún canon necesariamente.

No pidas disculpas por tu manera de vivir ni por ninguna decisión que hayas tomado si no lo sientes realmente.

Aprende a ignorar las críticas vacías y no te ofusques, siempre habrá alguien con una opinión diferente a la tuya. Por eso sigue tu camino de acuerdo a tus preferencias y no te dejes influir.

No tienes porqué estar de acuerdo con las convicciones de los demás, si tratan de convencerte o de hacerte cambiar de opinión respetuosamente, escucha y valora las opiniones de los demás y forma la tuya propia.

Aprende a decir “No”. Aunque se trate de alguien a quien aprecias mucho debes aprender a apreciarte más a ti mismo. No tienes que hacer nada que no te apetezca.

Si sigues estos consejos vivirás una vida más plena y auténtica sin el estrés de tener que encajar en un molde preconcebido por la sociedad.

Concha de la Torre
Psicóloga Clínica
Creadora y directora del programa DIESTRES

firma_diestres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *