Los lenguajes del amor

 

Como ya sabemos, una de las fuentes de estrés más frecuentes es la pareja. Para evitar situaciones que puedan provocarnos malestar podemos contar con las habilidades sociales y la inteligencia emocional.

Hace unos años el psicólogo y consejero matrimonial Gary Chapman escribió un libro de gran éxito llamado: Los lenguajes del amor. En él explica que existen cinco tipos de formas principales de entender el amor.

Lock in hart shape

Los cinco lenguajes del amor

Si aprendemos el idioma en el que nuestra pareja entiende el amor, podremos evitar muchas situaciones de estrés y conflictos futuros, además de mejorar nuestra relación. Las principales lenguas del amor según el autor son:

Palabras de afirmación: Las palabras son el lenguaje primario y básico que aprendemos para comunicarnos, por ello es lógico que haya ciertas personas que necesiten escuchar palabras de cariño para sentirse amados. Este tipo de personas valoran mucho la forma de expresión como modo de transmitir los sentimientos. Si te has identificado en este grupo, tendrás muy en cuenta que se te comunique cuando hagas las cosas bien y lo valorarás como una muestra de cariño.

Muchos de estos amantes se crean inseguridades o dicen no sentirse queridos cuando su pareja da por sabido que les quieren y no se lo reafirman mediante la palabra

Tiempo de calidad: Al contrario que el anterior colectivo, éste valora más el tiempo compartido con su pareja. Entienden el amor como un intercambio de momentos en los que se afirma su amor. No es válido pasar las horas al lado de tu pareja en el sofá. Tiempo de calidad se entiende por aquella porción de tiempo en el que tu pareja dispone de toda tu atención. Es decir, estás dispuesto a escucharla o realizar actividades con ella proactivamente y ambos lo disfrutáis.

Recibir regalos: Según Chapman, este es uno de los lenguajes más fáciles de aprender. Cuando hablamos de regalos no nos referimos a algo exclusivamente material, de hecho en el libro se define la presencia física en un momento crítico como el mejor regalo que uno puede hacer. Arrancar una flor silvestre, un papel recortado en forma de corazón o una simple frase pueden ser regalos inesperados que afiancen los sentimientos de tu pareja. Si entiendes este como tu lenguaje o el de tu pareja los detalles son la clave que pueden marcar la diferencia.

Man hugging his girlfriend

Actos de servicio: Algunas personas necesitan percibir una actitud un poco servicial por parte de su pareja. Esto significa que si haces cosas que sabes que a tu pareja le gusta que hagas, él o ella se sentirá amado. Todo tipo de ayudas, ofrecimientos a acompañarle, resolver dificultades que a la persona se le presenten, serán entendidos como actos de amor. En muchas ocasiones las personas que entienden el amor de este modo tienden a reclamar e incluso exigir estos actos, sin embargo esto es contraproducente. Lo ideal es aprender a pedir lo que se necesita sin demandarlo bruscamente o crear disputas.

Toque físico: El contacto físico tiene un gran papel en el amor, es capaz de crear o destruir las relaciones. Si alguna vez has sentido que no te amaban, o no te encontraban atractivo por la falta de contacto físico, este es tu idioma. Hablamos de caricias, besos, caminar de la mano o un abrazo en un mal momento. Por supuesto el sexo está incluído en este apartado, pero curiosamente, no suele ser el problema más referido en este ámbito. El apego físico es fundamental para algunas personas mientras que otras pueden sentir el afecto sin tenerlo.

Con toda esta información te recomendamos que intentes descubrir tu lenguaje del amor y el de tu pareja y aplicar los consejos de Chapman para mejorar tu relación y reducir tu estrés.

Concha de la Torre
Psicóloga Clínica
Creadora y directora del programa DIESTRES

firma_diestres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *